4 consejos y trucos para limpiar suelos porosos

limpiar piedra natural exterior
¿Cómo limpiar piedra natural exterior en suelos y fachadas?
30 mayo, 2018
mostrar todo

4 consejos y trucos para limpiar suelos porosos

Limpieza suelos porosos

¿Estás desesperado? ¿No sabes cómo limpiar suelos porosos? ¡Has llegado al post indicado! En este post encontrarás toda la información que necesitas de manos de nuestros expertos para que tus suelos queden impolutos. No te calientes más la cabeza con soluciones sin resultado y, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los suelos porosos?

Antes de saber cómo limpiar suelos porosos debemos saber qué es un suelo poroso. Estos son los tipos de suelo que tienen mayor rugosidad de lo habitual en los demás suelos para intentar evitar el resbale. Es muy recomendable en ambientes húmedos ya que estos son más propensos a que las personas se resbalen y puedan hacerse daño.

Limpieza suelos porosos

La seguridad en los suelos no sólo está en los lugares públicos, sino que también en las zonas privadas de las casas y esto se regula en el código técnico de edificación.

Tipos de suelos porosos

Para saber cómo limpiar suelos porosos debes saber qué tipo de suelo tienes porque existen diferentes tipos de suelos porosos.

Suelos porosos de cerámica

En este caso de baldosas de cerámica existen tres grados en los que podemos clasificarlas:

  • Grado 1: Baldosas de superficie lisa que tengan posible deslizamiento.
  • Grado 2: Este tipo de baldosas tienen una resistencia media al posible resbalamiento.
  • Grado 3: Este tipo de baldosas son las más rugosas y las menos estéticas. Se suelen poner en los bordes de las piscinas u otras zonas similares muy húmedas.

Las baldosas de cerámica suelen ser creadas directamente con cierta rugosidad que le permite tener este efecto antideslizante aunque, en ocasiones, se crean lisas y, a partir de un tratamiento con láser se consigue una rugosidad que consigue que el calzado se agarre.

Un ejemplo de suelo altamente antideslizante es el “gresite” que es resistente a las heladas y al desgaste por lo que se suele poner en exteriores.

Limpieza suelos porosos

Suelos porosos de vinilo

Hoy en día, la madera o la cerámica de calidad tienen un precio elevado por lo que han salido al mercado varios sustitutivos como puede ser el vinilo o las losetas adhesivas. Este tipo de suelo, al igual que los anteriores se pueden hacer rugosos aunque en principio no lo sean a través de diversos tratamientos como un tratamiento superficial con micro minerales para hacerlo rugoso.

Pinturas porosas

Si tu suelo no es poroso, ¡hay una solución! Existen en el mercado pinturas antideslizantes que harán que tus suelos no resbalen.

¿Cómo consigue esta pintura hacer que los suelos no deslicen? Este tipo de barnices están compuesto por microgránulos que conseguirán que dar cierta rugosidad a tu suelo y conseguir que tus zapatos no resbalen al andar. Formará en tu suelo una capa de como de arenilla que a simple vista no se percibe pero que si pasas la mano dará una sensación como de lija.

Existe un tipo de pintura porosa según el tipo de suelo que ya tengas por lo que deberás consultar el tipo de suelo que tienes para optar por un tipo de barniz u otro: suelo cerámico, de vinilo, de madera…

¿Cómo limpiar suelos porosos?

Los suelos antideslizantes fueran inventados por Altro hace ya casi 70 años y durante todo este tiempo han evitado millones de caídas en todo el mundo. No obstante, durante todo este tiempo, la sociedad ha ido inventando mitos sobre cómo limpiar suelos porosos de la mejor manera posible.

Para limpiar suelos porosos de manera efectiva no sólo nos podemos fijar en la estética de este, es decir, si lo vemos limpio o no, sino que debemos ir más allá utilizando las técnicas que no dañen los suelos, dejen intactos sus cualidades porosas y que disminuyan la suciedad de ellos.

A continuación te vamos a dar los trucos que necesitas para saber cómo limpiar suelos porosos de la manera adecuada.

Identificar la suciedad

Las manchas en los suelos no son todas iguales y para saber cómo limpiar suelos porosos lo primero que tienes que hacer es identificar el tipo de suciedad que hay en los suelos para posteriormente elegir la mejor forma de erradicarla.

Para identificar el tipo de mancha te tienes que hacer las siguientes preguntas:

¿Es orgánica o inorgánica?

  • Orgánica: La materia orgánica es ideal para la proliferación de bacterias y necesita una desinfección profunda, a ser posible con vapor. Podemos distinguir 3 tipos de manchas:
  • Materia viva: Este tipo de manchas puede ser bacterias, virus, hongos… Estas son más comunes en lugares en contacto directo con alimentos como cocinas o comedores, o en baños, hospitales… dónde hay desechos biológicos.
  • Materia que formó parte de un ser vivo.
  • Materia artificial: Pueden estar formadas por plásticos, aceites minerales, pintura, cola… Son muy frecuentes en fábricas o en lugares como obras.
  • Inorgánica: Son manchas que no han formado parte de un ser vivo como la sal, el polvo de ladrillo, el óxido…

¿Es soluble o insoluble?

  • Soluble: Son manchas que se disuelven a través de su mezcla con agua. Ejemplos de ello son el azúcar, la sal o el detergente. Suelen encontrarse en lugares dónde se venden, preparan o consumen alimentos y son bastante sencillas de eliminar porque se disuelven.
  • Insoluble: Son aquellas que no se disuelven tan fácilmente con agua y necesitan detergente para eliminarlas completamente. Pueden ser de dos tipos que a menudo suelen aparecer juntas ya que las partículas se pegan a la grasa:
  • Grasientas: Esta suciedad se adhiere a las superficies y se extiende cuando se toca como manchas de aceite, grasa y lubricante.
  • Partículas: Esta suciedad está en forma de polvo y suele ser arena, piel, detergente en polvo, fibras rotas…
  • Abrasiva: Es un tipo de suciedad que raya el suelo.
  • Difícil, pegajosa: Se pega a la superficie.

Utilizar el tipo de producto adecuado y suciedad

Una vez que ya sabemos de qué tipo es nuestra mancha es el momento de saber cómo limpiar nuestros suelos porosos. Para ello necesitamos un detergente eficaz y la cantidad adecuada para ello. Poco detergente significará una limpieza menos eficaz y mucho detergente hará que se queden partículas y el suelo sea menos antideslizante.

Las propiedades ácidas o alcalinas son lo que marcan la mayor o menor efectividad de un detergente. Existen de dos tipos:

  • Detergentes más ácidos: Son más efectivos para marcas inorgánicas, grasientas y suelos más sucios.
  • Detergentes neutros: Son menos agresivos que los anteriores y más fáciles de utilizar. Lo recomendaríamos para las limpiezas diarias en suelos no muy sucios.

Para suelos con manchas orgánicas, como hemos dicho anteriormente es recomendable combinar detergentes y desinfectantes que frenara la proliferación de bacterias.

Elección del kit adecuado

Tienes que tener en cuenta, si contratas a un equipo de limpieza, que disponga del kit adecuado para los tipos de suelo antideslizantes ya que una utilización inadecuada de los productos pueden dañarlo y, aunque resulte limpio, pierda sus propiedades.

Consejos específicos para limpiar suelos porosos

Una vez que sabes el tipo de producto que debes utilizar, el tipo de mancha y, en el caso de contratar a un equipo de limpieza, toda la información sobre ellos, te vamos a dar ciertos consejos específicos que te serán de ayuda para limpiar suelos porosos ¡Atento!

  1. Debes barrer con ímpetu todo el rastro de polvo que haya en la superficie para evitar que esta suciedad se mezcle con los productos que vas a utilizar.
  2. Aplica aceite de linaza. Este tipo de aceite se aplica con una brocha. No hace falta mojar demasiado el suelo para que sea efectivo y deja secar para que se absorba el producto adecuadamente.
  3. Debes esperar 24 horas hasta que el suelo deje de brillar y cuando esté totalmente mate aplica cera incolora con un trapo o una esponja. Si es necesario, puedes aplicar una segunda mano para que quede mejor.
  4. Si tienes manchas difíciles de erradicar, como hemos dicho anteriormente, debes buscar un producto específico para ese tipo de mancha y aplicarlo con una fregona de algodón.
  5. Para limpiar los suelos porosos menos delicados y sucios, un remedio casero puede ser mezclar agua muy caliente y lejía a partes iguales y mezclar sobre la mancha. Seca el suelo bien con una fregona que no deje pelusas para que tu suelo quede libre de todo tipo de suciedad.

Si quieres saber más sobre el tema o sobre la limpieza de otro tipo de superficies o suelos consulta nuestra web o contacta con nosotros sin ningún compromiso. Nuestros expertos estarán encantados de informarte de todo lo que necesites acerca de la limpieza de cualquier tipo de lugar.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies